La legalidad de la deuda argentina con el Club de Paris

“En 1983, conjuntamente con Adolfo García Vázquez y Carlos Alberto Mirson, me toco participar en París, en representación de la Multipartidaria, de una negociación con el Club de París y advertí con enorme sorpresa que no existían registros contables serios del monto de esa deuda a tal punto que se hablaba de “deuda presunta”. También, que el origen de toda esa deuda era privado. Es decir, prestamos a empresarios privados con una especie de garantía estatal. El Club de París llego a tener en esa época en la que participé, como abogado de cobro, al mismo Alain Rouquie. Nuestros negociadores deben saber cuatro cosas: 
  a) que parte de la deuda proviene del terrorismo de Estado; 
  b) que los intereses de la deuda que se nos pretende cobrar fueron fijados unilateralmente por los acreedores; 
  c) que el origen de la deuda siempre es privado; y 
  d) que los registros contables de esta deuda argentina a la salida del terrorismo de Estado eran inexistentes en términos de legalidad contable internacional”


Por Juan Carlos Vega, Diputado nacional. Presidente de la Comisión de Legislación Penal, Coalición Cívica-Córdoba.

Ver articulo completo en http://www.perfil.com/contenidos/2010/11/21/noticia_0012.html