La política argentina, o el Arte de Dañar al Otro

Cuando se quiere saber quien está detras de una revuelta social, cambio político, donde aparentemente todo es confuso, no cabe mas que preguntarse quién es el beneficiado. Mi país me enseñó eso en mas de 20 años de operaciones politicas. Y siempre sin restricciones, el beneficiado fué el mismo.

1) 1989, el gobierno de Alfonsin cae en el medio del caos social dirigido por el Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires (Duhalde) en combinacion con los sindicalistas que azotaron con 14 paros nacionales. Muertos por corridas callejeras debido a la hiperinflacion. ¿Motivos para ello? La inoperancia manifiesta, dicen, en atender la economia y los reclamos de los trabajadores.

2) 2001, el gobierno de De La Rua cae en el medio de un caos social, donde los punteros politicos llevaban manifestantes de ciudad en ciudad (Rosario a Buenos Aires, La Matanza a Capital Federal), y tras algunos muertos en la Plaza de Mayo. Todo organizado por el Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires (Duhalde) ¿Motivos para ello? La inoperancia manifiesta, dicen, en atender la economia y los reclamos de los trabajadores

3) 2010, el gobierno de Fernandez de Kirchner comienza a ser atacado por manifestaciones organizadas por el Partido Justiciliasta de la provincia de Buenos Aires (Duhalde) que manda sus operadores y barras bravas desde el conurbano (Banfield, Lomas de Zamora y Villa Celina – Mercado Central). Motivos para ello? Quien sabe…. la propia bronca de ese señor, porque la verdad, no hay motivos que se vean donde haya inoperancia manifiesta o que los trabajadores no sean atendidos.

¿Será que este señor Duhalde es una especie de muñeco maldito de la política argentina, como lo fué Nixon para EE.UU., o Tatcher para U.K., o Franco para España?

Jajajaja.