C.G.Jung y el Mundo Tridimensional que parece una Carcel

   

En Abril de 1944 C.G.Jung tuvo una vision tras una enfermedad de la cual luego, reflexionó :

“Pues parecía como si tras el horizonte del cosmos se hubiera construido artificialmente un mundo tridimensional, en el cual cada hombre se encontrara por separado en un cajoncito. ¡Y ahora tendría que volver a imaginarme que esto valía la pena! La vida y el mundo entero parecían una cárcel y me indigné mucho al pensar que volvería a encontrarlo bien”.

Como a otros antes y despues, se le mostraba la realidad física como ilusión, un sistema de coordenadas tridimensionales para ser observado y concientizado, con el objetivo de dejar de ser todo lo estúpido e inconciente que uno es. Como visión – experiencia, me resulta muy arquetípica (la matriz del mundo carcelero).

Remata C.G.Jung diciendo :

“El grado de conciencia que se alcanza constituye, me parece, el límite superior en conocimiento al cual también los muertos pueden llegar. Es por ello que la vida terrena tiene tanta importancia y es tan decisivo lo que un hombre «transmite» en el momento de la muerte. Sólo aquí, en la vida terrena, donde los extremos se tocan, puede elevarse la conciencia general.”

Lo ve como conciencia general, colectiva, de la humanidad. En el intento individual para la suma de las partes. Como algo heroico.

Es mi sensación que cualquier esfuerzo es inútil, no vale la pena, vamos rumbo a la destruccion general masiva e instantánea como especie, indefectiblemente, y si hay una conciencia colectiva, esa viene en velocidad tortuga cuando la necesitamos en velocidad warp.

Sin embargo, en la hoguera del fin de la raza humana, si la muerte me da a elegir entre ser un leño pequeño y delgado, algo humedo, y que no dá casi llama, ….o en cambio….., un leño de esos gorditos, bien secos y densos, robusto, que dé llama grande, azul chispeante e ilumine el cielo donde arde su fogata….. , …. prefiero sin dudas esto ultimo, porque a pesar de lo que pueda sentir, al menos las llamas seran enormes y dejaremos juntos un buen recuerdo cósmico de nuestro paso por el cosmos.

(todas las citas de C.G.Jung son de “Recuerdos, sueños, pensamientos”)