De donde viene el hombre – Conversaciones con mi viejo (Parte 3)



– ¿Pero de donde viene en el hombre entonces? – me pregunto él.
– El hombre es el único ser vivo en la tierra que se yergue sobre sus dos piernas, y tiene la posibilidad de preguntarse de donde viene y a donde va.
– Pero yo me refiero como especie, ¿venimos del mono? Y mas atrás, ¿de dónde viene el mono?

Me parecía tener frente a mi a un niño preguntón. Yo, sonriente. 🙂

– Como especie evolucionamos, como todos. Evolucionamos de los monos. Y como mamíferos terrestres, todos proceden del mar. Millones de años atrás, algo que parecía un pez salto a tierra. Y ese a su vez evolucionaba de otro pez primitivo sin ojos. Y ese pez primitivo sin ojos, evolucionó desde una bacteria. ¿Y como es posible que una bacteria haya podido respirar a 5000 metros de profundidad en el mar, sin oxígeno, sino solo sulfuros de volcanes en ebullición? ¿Cómo se formó la primer bacteria? Su primer célula, ¿Cómo vibró por primera vez?

– ¿Y la luz? Si no habia luz…..

– Acordáte, un átomo tiene un nucleo de protones (carga negativo) y neutrones (carga neutra), y alrededor giran los electrones (caga positiva). La luz se genera a partir de los saltos de los electrones, que cambian de órbita alrededor del núcleo de los átomos. Incluso haciendo chocar neutrinos contra los átomos de agua, se puede observar luz . Así que la luz existe porque hay una vibración primero. Así que en el origen de todo, lo primero que hubo fue la vibración, como el sonido, que es vibración. Como dice la Biblia, un gran Big Bang. Eso, se dice, puso el universo en movimiento.

– Al final estos judíos tienen razón.

– La kábalah judía, que es la rama esotérica de esa religión, tiene su método de explicación del mundo, y es asi, sí. Cada nucleo esotérico de cada religión del mundo, mantiene una verdad invariante. Todas dicen lo mismo.

– Si, pero yo me pregunto , ¿porque no agujereamos la tierra, a ver si salimos del otro lado, a ver que hay?

– ¿Y para que querés agujerear la Tierra?

– Para salir del otro lado. A ver si salimos el otro lado del mar.