En América latina nos costó mucho ser libres


“En América latina nos costó mucho ser libres. Tenemos que transformar la libertad de los pueblos en una causa. Ser libres es no ser esclavos de la necesidad, es tener la garantía elemental de lo que se precisa para vivir, pero después tener tiempo para vivir y gastarlo en aquellas cosas que a cada cual lo motivan. La inmensa mayoría de nuestra multitud no puede ser libre.”