Cortas verdades de una mente brillante


Estaba leyendo a Jorge Wagensberg, a raíz de una frase suya, 
“Cuando uno pretende comprender un pedazo de realidad, 
hay que aproximarse con toda la artillería disponible.”

Esta persona es un amante de los aforismos, y su frase me llevó a buscar un reportaje que le han hecho hace un par de años yá, salido en un diario,  Rescaté dos (2) más :

“Una cebra no tiene que correr más que una leona, 
sino más que las otras cebras. ” – un poco cínico, por cierto.
“La tradición es un ultracongelado de mala costumbre. 
Las tradiciones son una manera de empeñarse en una costumbre 
que ya no sirve para nada”.  – zafable

Pero él cita a  Carl Sagan como un autor de un aforismo claro y brillante. Segun el reporteado, cuando se le pregunta sobre inteligencia extraterrestre a Carl Sagan , él dice: ‘solo hay dos posibilidades, que sí o que no. Y ambas son altamente sorprendentes’  . Muy bueno, lo que me hizo compararlo con la vida después de la muerte :

“¿Existe la vida después de la muerte? Solo hay dos posibilidades, que sí o que no. 
Y ambas son altamente sorprendentes ” 

Porque si no existiera la vida después de la muerte, sería sorprendente que solo tuviéramos este aquí y ahora, esta oportunidad lleva de posibilidades de conciencia, este quemarnos vivos, y sin memoria luego, sin recuerdo, sin nada mas que el silencio, todo ha sido en vano, y fin de la nada más absoluta. Implica preguntarse qué creo que estoy haciendo con mi vida. ¿Que “papel” me creo en el escenario de bufones, reyes, y princesas consortes?

Pero si por otro lado, existiera la vida después de la muerte, y acaso hubiera un viaje de conciencia con todo lo aprendido y dispuesto al viaje mas allá de esta realidad física y material, dispuesto a lo invisible, también eso sería sorprendente. Implica preguntarse qué creo que estoy haciendo con mi vida. ¿Que “papel” me creo en el escenario de bufones, reyes, y princesas consortes?

Opción A o B, la paradoja es sorprendente.

Leonora Carrington, “El Mundo  Mágica Maya”