Caos y Control en el mundo cuántico


Extracto resumen de la entrevista a Diego Wisniaki, FCEN CONICET – Argentina. 
Fuente Página/12.

” El caos es una propiedad clara en la mecánica clásica: hipersensibilidad a las condiciones iniciales que hace que los sistemas sean impredecibles y que el caos sea la fundamentación de la termodinámica y de la mecánica estadística. Ahora… ¿qué pasa en la cuántica? En la cuántica, la ecuación fundamental de Schrödinger es lineal, y la no linealidad que necesita el caos no existe. Pero una teoría es el límite de la otra, de modo que la pregunta es: ¿cómo se manifiesta el caos en la mecánica cuántica?

–¿Cómo?
 

–Esa fue la pregunta inicial, la pregunta de la que se partió. Se encontraron muchas manifestaciones, por ejemplo, en la estadística de los niveles. Los niveles de energía en un sistema cuántico son discretos. Entonces: ¿cómo se distribuyen esos niveles? Si el sistema es caótico, clásicamente, es de una manera y, si no, es de otra. Esa es una manifestación. Una cosa que nosotros hicimos hace unos años fue probar qué pasaba si uno perturbaba un sistema. Si el sistema es caótico, le pasa algo que es universal. La manera de reaccionar de un sistema caótico ante perturbaciones es universal. Todos los sistemas reaccionan de la misma manera. La que yo creo que es la pregunta fundamental hoy en el tema de caos cuántico es que se está empezando a pensar cómo juega el caos en los sistemas de muchos cuerpos. Los desarrollos fueron mayormente hechos, hasta ahora, para sistemas de una partícula. La pregunta de cómo juega el caos en la termalización, proceso por el que las partículas alcanzan el equilibrio térmico mediante la interacción entre ellas, de los sistemas cuando éstos son cuánticos es fundamental, no sólo a nivel teórico, porque hoy en día se hacen redes ópticas donde se meten partículas y se las hace interactuar. Hoy se hacen experimentos con muchas partículas y se las termaliza. Ver cómo juega ahí el caos es una pregunta fundamental.




–Qué es la mecánica cuántica.


–Es la teoría más exitosa de la ciencia de los últimos cien años. Explica el comportamiento del mundo microscópico y, fundamentalmente, es absolutamente antiintuitiva y bizarra, Porque, por poner sólo un ejemplo, la idea que uno tiene de que las partículas tienen su trayectoria en mecánica cuántica no pasa. Otra cosa rara es la famosa dualidad onda-partícula, o el entrelazamiento de partículas.”