¿Qué es el Yo superior?


El Yo superior es la “función trascendente” según Jung (psicoterapia, sicología analítica). Es la “voluntad” según Assagioli (psicosíntesis). Es la “fuerza reconciliadora” según Gurdjieff, que sintetiza las polaridades de la “ley de los tres”. Astrológicamente, la Carta Natal es su símbolo, y su esencia, el vacío.
El Yo superior es para Carl G. Jung, la “función trascendente” psicológica. Surge de la unión de contenidos conscientes e inconscientes, que rara vez coinciden, ya que ambos se comportan compensatoriamente entre sí. En esta relación, se observa que:
     (1)   La consciencia posee un umbral de intensidad cuyos contenidos han debido adquirir, de manera que todos los elementos que son demasiado débiles, permanecen en el inconsciente.
     (2)   La consciencia ejerce una inhibición (censura) sobre todo el material incompatible, con el resultado de que se hunde en el inconsciente.
    (3)   La consciencia constituye el proceso momentáneo de adaptación, mientras que el inconsciente no sólo contiene todo el material olvidado, sino también todas las trazas del comportamiento heredado que constituyen la estructura de la mente.
    (4)   El inconsciente contiene todas las combinaciones de fantasías que no han alcanzado todavía el umbral de intensidad.
Jung afirma que la conciencia dirigida es necesaria, y deseable, porque las exigencias de la vida así lo demandan. Pero eso implica que tal dirección  es la responsable de la inhibición de todos aquellos elementos psíquicos que parecen ser -o son- incompatibles con ella .
¿Pero cómo saber si el contenido inconsciente es compatible?  “Lo sabemos mediante un acto de juicio que determina la dirección del camino elegido y deseado” según Jung.
¿Qué tipo de actitud mental y moral es necesario tener ante las molestas influencias  del inconsciente? La respuesta consiste en deshacerse de la separación entre consciente e inconsciente. Esto no puede hacerse condenando los contenidos del inconsciente sino reconociendo su significado en la compensación de la parcialidad de la consciencia y tomando en cuenta ese significado.
“Las tendencias de la consciencia y el inconsciente son dos factores que juntos forman la función trascendente.Se le llama “trascendente” porque efectúa la transición de una actitud a otra orgánicamente posible sin pérdida del inconsciente.” Al suprimir la función reguladora del inconsciente, su energía se suma a la energía del consciente. Esto genera estados emocionales en la persona que turban su adaptación. Uno desearía saber para qué es todo eso y cómo puede conseguir alivio.  Nada se consigue al reprimir este estado o devaluarlo racionalmente.
Para ganar posesión de la energía, uno debe hacer del estado emocional la base o punto de
partida, de un procedimiento que, haciéndose lo más consciente posible del estado de ánimo, hundiéndose en él sin reservas y escribiendo en papel todas las fantasías y asociaciones que pasen por su cabeza. También puede tratarse con medios artísticos, no clarificándola, sino dándole forma. La lucha es del inconsciente por ver la luz y de la consciencia por tomar sustancia.
¿Qué es lo que debe hacerse con el material obtenido en una de las maneras descritas? Sin una respuesta a priori, sólo hay  dos tendencias posibles : Una tendencia  es la vía de la formulación creativa , y la otra la vía de la comprensión .
Si predomina el principio de la formulación creativa, el material es continuamente variado y aumentado hasta que tiene lugar una especie de condensación de los motivos en símbolos más o menos estereotipados, estéticos.
Donde predomina el principio de la comprensión, hay una intensa lucha por entender el significado del producto inconsciente. Para la Astrología, la carta astral tomada en conjunto, es decir, la totalidad -simbolizada por la carta natal- es el símbolo del Yo Superior. La esencia de este Mandala Astral se encuentra en su centro vacío : es el paradojal espacio donde lo vacío y lo lleno se unen. 

Assagioli

 

Jung

 

Gurdjieff

Referencias

· La Funcion Trascendente (extracto de “The Structure and Dinamics of the Psyche”), Carl Jung, 1958.
· Aspectos Planetarios, Tracy Marks, Ed. Urano, 1994.
. El mandala astrológico, Rudhyar, Dane. Luis Carcamo Editor, 1984. Madrid.
. Astrología y Psicosíntesis. Dos vías a lo transpersonal. (extracto de Alejandro Luna, 2009, sin publicar)