Alternativas al Capitalismo en el siglo XXI (parte I)


“Por más de doscientos años, desde la Revolución Francesa (1789) hasta la actualidad, el género humano ha transitado por las dos grandes vías de evolución que tenía a su disposición: el capitalismo y el socialismo histórico (realmente existente). Ninguno de los dos ha logrado resolver los apremiantes problemas de la humanidad, entre ellos: la pobreza, el hambre, la explotación y la opresión de tipo económico, sexista y racista; la destrucción de la naturaleza y la ausencia de la democracia real participativa. Lo que caracteriza nuestra época es, por lo tanto, el agotamiento de los proyectos sociales de la burguesía y del proletariado histórico, y la apertura de la sociedad global hacia una nueva civilización: la democracia participativa”. [1]

Voy a partir de ese diagnòstico de Heinz Dieterich, un sociologo aleman. Tambien voy a partir de la realidad politico-economica latinoamericana, para darle un contexto de vivencia verificable, y desde un punto de vista incluso de nacion dependiente y periferica a los centros de poder mundial, como lo es Argentina.

El fracaso practico de la aplicacion del Socialismo en el siglo XX es un hecho verificable. Sea que se debiese a la utilizacion dictatorial por los tiranos de turno, o las burquesias de los servicios secretos que se repartieron los bienes estatales. El paso intermedio del estadio de esas sociedades campesinas hacia una sociedad moderna y libre, utilizando como herramienta al socialismo, fracaso. Incluso en China hoy el capitalismo es la meta a la cual converge el Comunismo Chino, en su transicion de doble sistema.

El ciudadano comun de carne y hueso va a medir el exito o fracaso de un sistema en terminos del arreglo economico de su hogar : Si posee una casa, si posee valor monetario suficiente y digno, si consigue alimentos suficientes y de calidad, si satisface sus necesidades y de su familia de educacion, salud, seguridad. No esta atento en cambio a objetivos geopoliticos ni pudiera estarlo sin tener cubiertas tales necesidades vitales.

Otros ciudadanos que si tienen otras necesidades politicas se preguntan por las dimensiones de dependencia o independencia con respecto a los centros de poder mundial, y su propio pais. Tambien acerca de la colonizacon cultural o de la expansion imperialista de la cual es legado Capitalista es heredero en toda la tradicion monarquica europea.

Tambien existen otros que nos preguntamos por alternativas de raices profundas. Por ejemplo al Consumismo del cual el capitalismo hace su esencia. El excedente de la produccion, un excedente que es de todo tipo de productos desde alimenticios, tecnicos, religiosos o filosoficos, convierten al individuo en un mero objetivo de marketing . Es el sustento del Capitalismo mismo, su base egoista. O en otras palabras, como pasar de la maquina de produccion de ganancias, hacia un sistema de satisfaccion de las necesidades de la polis tanto materiales, como espirituales.

VIAS ALTERNATIVAS INDIVIDUALES ¿PERO POSIBLES?

Se partió del diagnòstico de Heinz Dieterich, pero es él mismo quien desdeña su propio diagnóstico años después, al darse cuenta que toda alternativa al capitalismo que no corte los lazos de dependencia del capital foráneo, es inútil.

¿Como atacar la base consumista del capitalismo mismo no con una alternativa teorica sino desde adentro mismo del Ser Humano? Una forma individual y de movimiento participativo posible es el estilo pacifista y de desobediencia civil inaugurado por Gandhi mismo en la India de 1920. Desobedecer los mandatos del marketing, del comercio e incluso del sistema juridico imperante, respecto al consumo y todo acto de adquisicion, y produccion de bienes.

Hoy en dia verificamos esto en movimientos alternativos dentro del capitalismo. Economias de subsistencia incluso que rechazan la circulacion de la moneda misma, producto estrella del Capitalismo por excelencia y objeto de su adoracion. Su impacto es marginal.

El saber que toda la organizacion social nos considera sujetos (sujetados) a ser seducidos, convencidos, y producidos bajos sus mismos parametros que la organizan (sean capitalistas, comunistas u otros) ¿Que nos libera de eso? ¿La revolucion marxista-lenninista acaso cuyo fracaso ya es historia? Un sabotaje desde el interior profundo del sistema del cual queremos liberarnos es posible, claramente. Que ese sabotaje sea suficiente es otra cosa. Poner la conciencia en los actos quizas sea toda la alternativa individual que podamos como individuos aislados ejercer. No colaborar en los mecanismos repitiendo esos patrones.

VIAS ALTERNATIVAS TEORICAS – El Socialismo del Siglo XXI.

Heinz Dieterich tiene algunos escritos en la decada del ’90 del siglo XX respecto a su propuesta del nuevo Socialismo del Siglo XXI que implica una democracia participativa. Esto lo analizare en la parte II de la serie. [1] y [2].

[1] Heinz Dieterich Steffan, El Socialismo del siglo XXI (documento en línea: http://www.rebelion.org/docs/121968.pdf).
[2] Heinz Dieterich Steffan, Crisis Capitalista en la Aldea Global (documento en linea: upcommons.upc.edu/bitstream/handle/2099/1411/01-0004-00.pdf)