Dialogos al pasar #4 – El Ciclotrón


En Barrancas de Belgrano, sobre una de las mesas con un esquema de tablero de ajedrez, esas que se encuentran debajo del gigantesco gomero de la esquina, y mirando de frente a la estación de tren mas abajo, dos amigos tienen este dialogo, en esta tarde de domingo soleado en Buenos Aires, de un invierno plácido de Agosto.

– El hombre crea átomos que solo persisten escasos segundos en el laboratorio nuclear. Son los elementos radiactivos que van del 103 en adelante, en la tabla periódica. A veces pienso que la existencia humana es igual de efímera que esos átomos, y producto de una especie de ciclotrón universal, un dispositivo universal en permanente bombardeo nuclear. Una especie de madre del big-bang protónico. ¿Qué función tendría eso, quiero decir, saber que nosotros podemos existir? ¿Qué buscará el universo?
– Quizás la enormidad de todo el universo sea para recordarnos volver a lo básico, a saber que todo se transforma, que nada se pierde.
– ¿Viste el proyecto Manhattan, de la II GM, donde McMillan generó por primera vez un elemento artificialmente, usando ese ciclotrón? Era 1940, y bombardeando núcleos de uranio, fisionándolos, obtuvo un nuevo elemento , el Neptunio, que no existía en la naturaleza. ¿Qué debe haberse sentido al saberlo la primera vez? Él y tantos después de él, ya la Humanidad ha creado 14 nuevos elementos en esta nueva Naturaleza tan efímera.
– Pareciera que toda forma confinada esta destinada a transformarse, que nada se pierde, que todo se transforma, liberando energía en el proceso. Es hermoso.
– ¿Que cosa es hermoso?
– El universo como maestro del cambio y transformación constante. Generoso y despiadado.
– ¿Lo único que existe es la energía entonces, en estados efímeros confinados como estructuras, y también libre por supuesto? Pareciera ser.
– Me sigo preguntando por este dispositivo universal que nos engendra efímeramente. Que imagen mas provocadora.
– ¿Cuál es la función del universo, entonces?
– ¿Del dispositivo decís?
– Su función digo.
– Tal vez jugar a las posibilidades, tirar los dados, y ver que combinación efímera produce y hasta donde llega.
– ¿Para qué?
– Es un porqué, no un para qué. Porque es interesante y emocionante crear, te respondería yo si manejase ese ciclotrón universal. Para sonreírme y admirarme.
– Como McMillan.
– Como él. Esta creando una nueva naturaleza que a su vez lo modifica a él, dialécticamente hablando, y ya nada es igual.
– La dialéctica del ciclotrón universal auto-engendrante, como una flor hermafrodita. ¿Pero quien opera ese ciclotrón?
– Yo digo que la Nada misma, el vacío.
– Ah, ¿volvemos al vacío una vez mas? Tanta cosa para nada al final.
– Ahora ya se como se debió sentir McMillan… !Esa es la función del universo! !Saber!
– Sos un romántico vos. No, yo digo que debe ser un tremendo hijo de puta el que opera este dispositivo universal. Porque el único fin de cosa semejante, es obtener cantidades titánicas de energía, para un uso destructivo.
– Otra vez la mística. Vos sos un místico conspiracionista. Me vas a decir ahora que algún mito se revela tras la imagen del universo como mecanismo, y su función de acumulación de energía…
– !Claro! Se reproduce el mito de Hades y la liberación de los Titanes, con el único objetivo de derrocar a Zeus. Cada mil años, Hades asalta el poder. Grecia, Grecia, la mítica Grecia una vez mas! El Inframundo y su eterna lucha contra la Luz!
– Dejate de joder, todo esto ya me puso muy ansioso y nervioso. Hablar del Vacío, la Nada, lo efímero y lo leve, … la destrucción, me dan ganas de ir a comer algo muy rico y acostarme con mi amada, sentir su calor de que estamos vivos! Esa necesidad de volver dentro del útero! Por favor! Que ganas que tengo, hasta lo siento en la piel!
– Vamos por una cerveza y una buena noche con nuestras mujeres! Si!

Dicho esto, los dos amigos se fueron riendo por la vereda de Av Luis Maria Campos, mientras caminaban, y cuando esa noche, se encontraron con sus mujeres en la intimidad, recordaron que tan efímero es todo esto, y que solo tenemos a otros seres humanos para sentirnos vivos.

Nota el pié : Un dia como hoy pero de 1945, la primer bomba atómica era lanzada en Hiroshima, Japón. Fue producto del esfuerzo del Proyecto Manhattan. La Era del Plutonio, elemento artificial transuránico numero 94, sobre el cual se construyo otra de las bombas, que caería sobre Nagasaki, podría enlistarse asi cronológicamente, dentro de los hitos del proyecto:

a) 27-5-1940, McMillan hace publico un paper donde expone la obtención del elemento 93, Neptunio.
b) 6-3-1941, Seaborg obtiene Plutonio , elemento 94, por primera vez y en forma pura.
c) 2-12-1942, Enrico Fermi obtiene la primer reacción en cadena.
d) 16-7-1945, el experimento Trinity marca la primer explosión atómica de la historia
e) 6-8-1945, cae sobre Hiroshima, a las 5:29am hora local, y estalla LittleBoy, la primer bomba de uranio
f) 9-8-1945, cae sobre Nagasaki, otra bomba, de Plutonio, llamada Fatman.

El elemento 94, Plutonio, fue nombrado por el planeta Plutón, que le sigue a Neptuno. En la Astrología, Plutón es el planeta asociado a Hades. Rey del Inframundo. Muerte, sexo, destrucción, separación.

En la mitología, Neptuno (Poseidón) es hermano de Júpiter (Zeus) y Plutón. Era el dios que sostenía el planeta en el que vivimos.

Mitológicamente, de esta Trinidad de Hermanos, surge la lucha entre la Luz (Júpiter) y la Oscuridad (Plutón).